miércoles, 4 de febrero de 2009

Techno Übermensch


A mediados de la década de 1980, cuando las fiestas electrónicas eran un submundo nocturno aún incipiente, un joven Richie Hawtin solía asistir a los clubs de Detroit para presenciar los shows de sus dee jays favoritos, como Derrick May o Jeff Mills, padres del techno norteamericano. Atraído por esos sonidos y con apenas 15 años, Hawtin consiguió su primera residencia en The Shelter, una discoteca de impronta dark en la que pudo mostrar sus primeras habilidades con las bandejas.

Con el correr de los años, Hawtin se transformaría en uno de los máximos innovadores dentro del terreno de la música electrónica, cualidad que lo sitúa entre los productores más respetados del planeta, fundamentalmente en el techno y el minimal. Por sus trabajos conceptuales, en los que adopta el alias Plastikman, ha recibido elogios tanto de sus seguidores como de sus colegas. También es el responsable del sello Minus, que cuenta entre sus filas a artistas como Loco Dice o al argentino Barem.

Aunque radicado en Alemania desde hace algunos años, cuando recibe el llamado telefónico de La Voz del Interior Richie Hawtin se encuentra en algún punto de Guadalajara, disfrutando del clima.

-¿Cómo te está tratando México?
-Bárbaro, esto es muy diferente a Berlín. Hace calor, los árboles aún están verdes, el sol brilla, la gente es muy amigable… Definitivamente es un lindo cambio.

Hawtin está en medio de la gira Contakt, una experiencia multimedia que cuenta con una puesta en escena interactiva y la participación de varios artistas del sello Minus. Entre otras particularidades, la instalación de Contakt lleva un cubo gigante colgado en medio de la pista, que permite descargar música inédita a un celular si se lo acerca al artefacto.

-¿Cómo surgió la idea de hacer esta gira interactiva?
-Queríamos hacer algo especial por el décimo aniversario de Minus. Siempre me interesó ofrecerle a la gente más de lo que ella espera, por eso he trabajado mucho con mi amigo Ali Demirel, el encargado de las visuales en este proyecto, y decidimos hacer una colaboración en vivo sobre el escenario, usando la última tecnología digital, tanto en sonido como en luces, para hacer algo nuevo y excitante. A nuestra manera, claro. Mucha gente que aprecia Minus le gusta ver a la pandilla completa, y pensamos entonces que estaría bueno hacer un show en vivo todos juntos. Esto es nuevo para nosotros. Mientras más tocamos, más cómodos nos sentimos. Cada noche es diferente e inspiradora.


-Fuiste uno de los primeros en utilizar tecnología digital para tus presentaciones en vivo. ¿Cuál es, desde tu punto de vista, el próximo paso en materia de set ups?
-Por lo general, en los shows hay varias personas concentradas en lo suyo: alguien se encarga de las luces, otro de los videos y el dee jay mezclando la música en vivo. Lo que ya estamos haciendo en esta gira es lograr que esos tres sistemas estén conectados en red. De esa manera, podemos enviar información a cualquiera de los tres canales, y usar eso para crear una experiencia más colaborativa que cada operador por su lado. Creo que esa es la dirección a seguir. Se va a comenzar a ver más gente haciendo shows interactivos, en lugar del concepto típico de ver a alguien tocando y por detrás de él proyectar unos gráficos. Se va volver algo más inmersivo, como un ambiente en el que la gente será absorbida.

-¿Cuál es tu opinión acerca de la democratización de la tecnología? ¿Lo ves como un desafío?
-Creo que es algo positivo. Sin eso yo no estaría acá, tengo que darle el visto bueno porque abrió los géneros de la música electrónica y le dio más chances a la gente. Esa democratización tuvo sus inicios a principios de los 90, cuando algunos instrumentos o cajas de ritmos se volvieron económicamente más accesibles. Ahora esa cuestión fue mucho más allá, porque cualquiera puede descargar música o bajar un programa y probar. Eso es una gran cosa, porque trae más música, buena y mala, pero otorga el poder individualmente para explotar la creatividad.

-En uno de los últimos compilados de Minus participan los cordobeses Luciano Le Bihan y Exequiel Brandan. ¿Cómo diste con ellos y qué fue lo que te atrajo de su música?
-Para el mix que estaba realizando quería productores de todas partes, la intención era mostrar las diferentes caras de la electrónica alrededor del mundo en el 2008. Se lo comenté a Barem, le dije que buscaba resaltar algunos productores nuevos de Sudamérica, y él me contestó: ‘Tenés que escuchar a algunos de mis amigos’. Me hizo oír ese track (Flying) y encajaba perfecto. Es minimal con algo de techno, pero además tiene un sabor diferente de la otra música que estaba usando, un sonido que generalmente proviene de los productores sudamericanos, no sé si es por las raíces latinas o su amor a la música. Lo cierto es que todo el ambiente de una persona termina influyendo en lo que es y en su creatividad.


-Muchos dee jays de renombre mundial han pasado por Córdoba. ¿Te han dado alguna referencia?
-Te digo la verdad, todas han sido buenas. Cada dee jay que conozco que ha ido a tu ciudad me dice que es un lugar al que tengo que ir, porque es donde han tenido sus mejores experiencias. Así que estoy muy ansioso de ir para allá.

-A propósito de tus colegas, son varios los que te nombran cuando se les pregunta a quién admiran. ¿Cómo te llevás con ese reconocimiento?
-Es bueno escuchar eso. Una de las cosas que trato de hacer es desarrollar diferentes climas, ser honesto conmigo mismo y seguir mis propios pasos. Eso lleva a que a veces puedas estar de moda y otras veces no, pero al final construís un recuerdo y una integridad. Aunque en algún momento la gente no comprenda o no aprecie lo tuyo, cuando miren hacia atrás van a respetar lo que hiciste. Espero que la gente que me admira lo haga porque también me respeta.

-¿Hay algún clima ideal que deba tener el público para disfrutar de tu set?
-Mientras más abierto sea para las nuevas formas de la música, mejor. Entiendo que mi trabajo es entretener, hacerlos bailar, pero no quiero que sea una noche fácil. Voy a pasar algunos de sus temas favoritos, algo que ellos esperan de mí, pero también quiero gente que sea abierta, para que me den la libertad de llevarlos a algún lugar al que tal vez nunca había ido. Mi objetivo cada noche es ofrecer al público algo que sea especial y que lo recuerden por mucho tiempo. Con algo de suerte, por el resto de sus vidas.

Entrevista a Richie Hawtin, publicada en diciembre pasado en La Voz del Interior, a raíz de su primera presentación en Córdoba. Para usar un término afín, esta es la extended version de la nota. Aunque tal vez sería más justo decir que es el original mix.

1 comentario:

argentalico dijo...

Hola!
Felicidades por el blog y por lo de "La Voz", Gracias! ;-)